domingo, 25 de diciembre de 2011

Nada es más sabio que el tiempo


“AMIGOS”


Al principio sentía que me desgarraba por dentro cada vez que lo mencionaban.
Sentía que te volvía a perder cada vez que me decían “pueden ser amigos”.
Luego decidí que no quería perderte para siempre. Nos veíamos todos los días y no podía ignorarte, hacer como si no existieras, como si fueras un desconocido.
Volvimos a hablar, volvimos a pelearnos, nos volvimos a reír. Pero yo no lo disfrutaba porque en cada momento te deseaba, deseaba tenerte para mí y solo para mí.
Pero el tiempo supo esperar  y al fin lo acepte. Desde hace un tiempo me gusta ser tu amiga. Me gusta reírme con tus chistes y disfrutar tus bromas. Me gusta pelearte y hacerte enojar. Disfruto pasando tiempo con vos, pero solo eso.
A veces me acuerdo de todas esas cosas que hacíamos juntos y las extraño, pero no estoy segura de si me gustaría vivirlas de nuevo.
Tampoco estoy segura de si te olvide. Tal vez sigo amando y estoy viviendo en la resignación o tal vez, al fin pude aceptar que lo nuestro se terminó, que fue lindo mientras duro, pero que ya no iba más.


Lo único de lo que estoy segura es que quiero ser tu amiga, tu amiga y nada más.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores