sábado, 24 de diciembre de 2011

Mi último adiós


Hasta siempre, mi amor.
Te amo con todo mí ser, nunca te voy a olvidar, siempre vas a estar en mi corazón.
Parecen todas cursilerías, pero que me importa, si es la última vez que te las voy a decir.
Todo este tiempo que estuvimos separados te extrañe mucho, ¿sabés?
Si, muchísimo. Más que cuando me iba de vacaciones y pasábamos como un mes sin vernos. Y eso que ahora te veo casi todos los días.
Pero ya esta. Dejémoslo ahí. Fue hermoso lo nuestro, muy hermoso. Fueron los tres mejores años que viví, pero tenía que llegar hasta ahí.
Decidí que ya está. Que me voy a dejar de ilusionar.
Me cuesta entender que ya no vamos a volver, que ya no nos vamos a besar nunca más, que todos esos días, tardes y noches, NUNCA más van a volver a pasar.
Pero para olvidarte, necesito entenderlo.
AMIGOS PARA SIEMPRE…  que linda frase, pero en este caso es horrible, la odio.
Pero bueno, me lo dije muchas veces, y me cansé de repetírmelo, tengo que cerrar esta puerta.
Tengo que seguir adelante. Tengo que mirar hacia lo que viene. Dejar de sufrir, porque la vida es corta y no hay tiempo para eso.
HOY quiero que sea el día que elegí para olvidarte. Va, olvidarte nunca, mejor dicho el día que elegí para dejar de amarte.
De hoy en adelante voy a dejar de revisar tu muro todos los días, esperando una señal para que me pidas de volver.
Voy a dejar de mirarte para ver si me estás mirando.
Voy a dejar de observar y analizar todas tus actitudes.
Voy a empezar a divertirme.
Voy a empezar a vivir mi adolescencia.
Gracias, por todo lo que me diste, por todo lo feliz que me hiciste. Gracias por compartir estos maravillosos tres años con migo, por darme cada día todo tu amor. Por enseñarme tantas cosas del amor, por ayudarme a superar problemas y por dejarme ayudarte a hacerlo. Porque juntos superamos cada problema que se nos presentaba pero hasta acá llegó…
Las historias tienen un fin, y me siento lista para darle fin a esta.


El tiempo que ha pasado ya, no volverá.
no hay nada más...
adiós, mi corazón.

La oreja de van Gogh- Paris
 


1 comentario:

Seguidores