domingo, 7 de julio de 2013

El gato con su Luna

Salió por la ventana, caminó por las rejas, saltó hasta la terraza del vecino, y camino por su techo, luego por el de Juan y finalmente se subió al tapial de Leticia.
Desde ahí pudo ver absolutamente todo lo que un humano jamás podría ver e hizo lo que ninguno jamás podría hacer. Desde allí arriba vio al ser humano deshumano. Vio gente apurada, vio raras máquinas yendo a mil, vio violencia, vio intolerancia, vio insensateces, lo vio todo.
 Luego miró hacia arriba, y se quedó viendo la Luna. Ella también lo observaba, ella también lo entendía. Ambos soñaban con los que querían cambiar, y creían que se podía. Creía en lo que alguna vez alguien había dicho de no aceptar lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusión organizada, de arbitrariedad conciente, de humanidad deshumanizada, nada debía parecer imposible de cambiar. Tan cierta frase para tal sociedad.
Habiendo reflexionado una vez más con su compañera de todas las noches, decidió volver a su desorden cotidiano donde las personas estaban tan ciegas como el resto del mundo.

sábado, 15 de junio de 2013

Yo no quiero volverme tan loco 
yo no quiero vestirme de rojo 
yo no quiero morir en el mundo hoy. 
Yo no quiero ya verte tan triste 
yo no quiero saber lo que hiciste 
yo no quiero esta pena en mi corazón. 
Yo no quiero sentir esta pena en mi corazón

domingo, 9 de junio de 2013

No existen los finales felices

¿Alguien se acuerda de algún final feliz que no esté en un cuento?
Donde la palabra FINAL, esté bien utilizada, y no como un simple fin a una historia. ¿Qué final es feliz?
El final de la vida es la muerte. Y la muerte no suele ser feliz, al menos para los que aun viven.
El final de un amor es la separación, que generalmente para una de las dos partes o para ambas suele significar sufrimiento (siempre que se hable de amor, no de sus semejantes). Y ni hablar del amor pasional, que suele terminar en desdicha.
El final de una amistad suele ser un enfrentamiento, que dudo que pueda tener algo de feliz. 
El final de la pasión por una disciplina, puede terminar tanto con el triunfo como con el fracaso, y todos sabemos que el fracaso representa para el ser humano una tristeza. Y aun así cuando se termina con el triunfo, no es un final feliz para el apasionado que por alguna razón se ve obligado a dejar lo que le gusta hacer.
El final de una guerra puede traer paz, pero no felicidad y esto es igual para quienes vencieron como para quienes fueron vencidos.
El final de un libro romántico, o de un cuento de hadas puede ser feliz, pero el final de esa historia, de ese amor, entendiendo como final a aquel que continua más allá de la palabra FIN, que da por concluido el cuento, ¿puede ser feliz?
El final del cuento de Blancanieves dice: Vivieron felices y comieron perdices. ¿Pero hasta cuando vivieron felices? Todos sabemos que la felicidad no es eterna, sino más bien todo lo contrario, es efímera.
 Lo mismo se aplica a la Cenicienta, a Rapuncel, a la Bella Durmiente y a tantas otras y otros como cuentos de hadas existan.
Parece una visión bastante negativa de la vida, pero indefectiblemente el final de algo, no está ligado a la felicidad. Las palabras FINAL FELIZ no tienen relación alguna, de modo que la frase analizada en profundidad puede resultar irónica.

El final es parte de todo. Bien sabemos que todo se termina en algún momento. Pero ese cese jamás es feliz.  

jueves, 30 de mayo de 2013

Camino a ciegas (porque el amor es eso, un camino a ciegas) y siento que estoy por entrar en un túnel. De por sí todo túnel es naturalmente, oscuro; pero esta oscuridad además lastima, duele y hace llorar.
Es el fino y filoso viento, el aire húmedo, las voces que a medida que avanzo se van apagando, el suelo que se vuelve irregular, la luz que va disminuyendo, es eso, y es más. Son indescriptibles señales que demuestran que algo va a cambiar para mal, que la luz que era tan brillante, resplandeciente y candorosa se está volviendo cada vez más tenue, y me invade el temor de que termine por apagarse. 

miércoles, 22 de mayo de 2013


¨                   Olvidar lo que ha pasado

¨                   Apreciar lo que queda

¨                   Disfrutar lo que viene después.


domingo, 17 de marzo de 2013



En la esencia de las almas, en la ausencia del dolor, ahora se que ya no puedo vivir sin tu amor. 

martes, 19 de febrero de 2013


Seguidores