miércoles, 30 de enero de 2013

Abajo el telón.


No se que quiero, no se que querés. Todo esto es un enredo, mi mundo está al revés.
Que pretendés siendo indiferente, y que pretendo imitándote. Preguntas inconclusas, respuestas sin conocer.
¿Quién cambio, vos o yo? ¿En qué momento nuestra relación decayó?
Ya no somos los mismos, y el cambio se venía dando hace tiempo, pero como unos tontos ilusos, nos vendamos los ojos, apagamos las luces, y ocultamos aquello que no deseábamos ver. Fingimos ser felices, pero todo era una farsa.
Como actores nos creímos la historia, nos metimos en el papel, disfrutamos de ser el personaje, pero cuando el público comenzó a aplaudir, caímos en la cuenta de que estábamos actuando, no era una realidad, y la historia, no era más que eso.
Terminó la función, hora de recibir los aplausos, y retirarse dignamente, cada uno por su lado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores