lunes, 3 de diciembre de 2012

Si uno no tiene cuidado, pasará toda su vida esperando


Como aquella enamorada, que en el muelle de San Blas esperó durante toda su vida a su amado, que al final nunca llegó. Y ella termino sin su vida y sin su amor.



Cuando uno espera algo en concreto se pierden infinidades de cosas. Posibilidades, momentos, amores, sueños, oportunidades, ocasiones.
Porque siempre vamos en busca de lo mejor, de algo perfecto, y la realidad es, que lo perfecto no va a llegar, porque simplemente no existe.
Es como esperar a ese amor, a ese príncipe azul, que decimos que esta a la vuelta de la esquina, mientras que frente a nuestros ojos tenemos al chico puede hacernos felices, pero ciegamente no lo vemos.
Cuando uno espera, pierde tiempo. Porque más allá de todo, lo único que hacemos es desear que el tiempo pase rápido y que la espera acabe al fin. Nos sentimos incompletos, cuando capaz lo tenemos todo.
Por eso, creo que lo mejor es no esperar a nada, ni a nadie, porque la vida es corta para andar esperando cosas, que tal vez no lleguen nunca, o que tal vez si lleguen, pero el tiempo perdido no te será devuelto.  
 Podemos esperar la vida entera algo que jamás va a llegar, o podemos vivir felizmente con lo que tenemos. Y de ambas opciones, elijo la segunda, porque nunca sabes si la espera algún día va a terminar, y mucho menos cuando tiempo más te queda para vivir insatisfecho de tu realidad.

2 comentarios:

  1. Tenes mucha razón con lo que escribis.. me gusta mucho tu blog ! me encantaria que pases por el mio y si te gusta me sigas asi no perdemos el contacto. Mucha suerte y vivi te vida a pleno !

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que intentar nuevas cosas, cuando menos lo esperas, te das cuenta que dejaste de esperar.

    ResponderEliminar

Seguidores