jueves, 16 de febrero de 2012

Decisiones que cuestan demasiado.


Y una de las partes más difíciles de la vida es decidir si alejarse o intentarlo de nuevo.

  
En verdad cuesta mucho eligir. Cuesta decir que no,  pero también cuesta decir que si.
Cuesta pensar en volver y también cuesta pensar en terminar de una vez y para siempre.
Cuesta dejarte ir, pero cuesta tener miedo a volver a sufrir.
Cuesta pensar en vos, sin asociarte con el amor, pero también cuesta pensar en vos y no acordarme del dolor.
Cuesta. Pero nadie dijo que fuera a ser fácil. 



3 comentarios:

  1. Creo que me leiste la mente :s
    Es verdad, todo cuesta :_ pero bueno, creo que el tiempo, nos va a ayudar!
    Suerte linda! nos estamos leyendo!

    ResponderEliminar
  2. siiip u.u siempre todo cuesta >.<
    nada en este mundo es facil jojo
    muY lendo lo ke deciss!!
    Bn hemroso tu blog ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. es un gran dilema, muchas veces no sabes si seguir adelante pero esta claro, si de verdad crees que merece la pena, sigue adelante: Te espero en http://rozalaperfeccion.blogspot.com/ :)

    ResponderEliminar

Seguidores