lunes, 11 de junio de 2012


Si hubiese palabras suficientes para decirte lo que siento,
Morirías en el intento de escuchar las dos primeras
Y cada días que pasa, y cada año que comienza, siempre girando sobre la misma rudita, como hamsters, encerrados en una jaula, corriendo, desgastándose, viendo consumarse sus vidas, sus tiempos, sus minutos, sus etapas, todo a fuego lento. Cuando logra este apagarse, tan solo bastan las cenizas para hacerlo resurgir, y siempre tan voraz como la primera vez.
Estoy cansada de ver como mi vida se destruye, se reconstruye y se desmorona otra vez.
Siempre entre lágrimas de cansancio, de histeria, de bronca, de estrés. Pero nunca de algo bueno.
Y si mi canse de correr, ni siquiera se como parar. Como decirle a mis piernas basta, como hacerles llegar esa señal. Porque hace tiempo que perdí ese control, esa capacidad de poder parar cuando llega el momento. Porque ya no doy más  abasto, ni en mi mente, ni en mi cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores