lunes, 25 de junio de 2012

Que estúpido pensar que podías llegar a cambiar...


Me molesta demasiado no importarte, tanto como darme cuenta de que nunca te importé. Ni hoy, ni ayer, ni mañana lo haré.
Me odio por dentro y por fuera. A mí, no a vos.
Se sabía que eras así, nada me sorprende demasiado, YO ya lo sabia. Decidí ignorarlo. Decidí quererte.

Que estúpido pensar que podías llegar a cambiar.

1 comentario:

  1. Dulce y a la vez amargas palabras escribes. Muy linda entrada y no te odies, al final del camino siempre hay alguien mejor.

    ResponderEliminar

Seguidores