miércoles, 30 de noviembre de 2011

30/11/11


S O L A . . .  

¿Cuánto hace que no me sentía así?
Tal vez tres años, o cuatro. Siempre te tuve a vos.
Nunca tuve tiempo para sentirme de esta manera, porque de verdad nunca lo estaba. Siempre estabas ahí, para recordarme que te tenía.
Siempre estabas ahí para decirme que me querías.
Y ahora ya no. Ya no te tengo para que me hagas compañía. Ya no te tengo para que alegres mis días, mis tardes, mis noches, mi vida.
Y ahora sentada en frente a una pantalla, me acuerdo de esas interminables horas, que días como hoy, nos la pasábamos hablando por teléfono. No importaba si hacía solamente dos horas nos habíamos despedido. Era infaltable una conversación aunque solo sea para desearme buenas noches y así poder dormir tranquila.
En ese entonces, no importaba nada. Solamente importábamos vos, yo y nuestro amor.
Ese amor que siempre me supiste dar con todas tus ganas, pero que un día se acabó.
No me tomó por sorpresa ese final, pero fue igual de doloroso como si lo hubiera hecho.
Te extraño tanto, todo me recuerda a vos. Te necesito al lado mío. Te necesito para que llenes este vacío que creo tu ausencia. Te necesito para que puedas curar mi dolor. Te necesito para reír, para llorar sobre tu pecho, para sonreír con tus bromas, para abrazarte con todas mis fuerzas, para escuchar tus anécdotas, para contarte mis días. Para besarte con ganas y hacer como si nunca te hubieses ido. Como si nada hubiera pasado, como si jamás hubiésemos terminado.
Te necesito. Te necesito mucho. Necesito tu amor. Necesito sentir que alguien me quiere, que alguien piensa en mi antes de dormir, que alguien quiere estar con migo, que alguien me extraña. Necesito sentirme amada.

1 comentario:

  1. Que hermoso!!! se que a veces las cosas pasan y solo nos damos cuenta cuando ya es tarde. No se las razones del rompimiento, pero sé como se siente sentirse sola, porque ese alguien se marchó! me encantó

    ResponderEliminar

Seguidores